10/17/2015

Inicio del año 1437 He.


Bismil-laahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulil-lahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Al-lah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)

Jutba de Astrabudua (Gran Bilbao)

"El número de meses para Allah es doce, tal como decretó el día que creó los cielos y la tierra. De ellos cuatro son sagrados. Así está establecido en la verdadera práctica de adoración. No cometáis injusticia contra vosotros mismos..." (Corán 9:36)

Los cuatro meses sagrados islámicos son cuatro, tres seguidos: Dhul Qa´dah, Dhul Hiyyah y Muharram. El otro es Rayab.

El día más importante de Muharram es el décimo, el día de Ashura. Este día también es el día 10 del mes d Jeshván en el calendario hebreo. Aludimos a esto porque es una celebración que judíos y musulmanes tenemos en común.

Ibn Abbas (r.a.n.) dijo que el Profeta (s.a.w.) ayunó ese día y recomendó ayunarlo a sus compañeros. "El Profeta se encontró con los judíos se enteró de que ayunaban y festejaban ese día y les preguntó por ello. Ellos dijeron: -en este día Allah liberó al pueblo de Israel del Faraón y permitió la salida de Egipto con Musa (Moisés)." Entonces el Profeta (s.a.w.) se dirigió a sus compañeros y dijo: "nosotros tenemos más derecho de honrar esto que ellos puesto que estamos más cerca de Musa. Ayunad este día y también el noveno. Si vivo para el año siguiente ayunaré también el día noveno."

Y este es el significado de la Ashura, y por que la celebramos en el Islam.  

La historia de la Ashura es narrada tanto en la Torah como en el Corán. Allah nos resume lo importante purificándola de añadidurías y adulteraciones posteriores que los hombres realizaron en la escritura sagrada revelada a Musa.

Musa nació hace unos 3500 años en Egipto, entre los Banu Israil, siendo descendiente en su genealogía del profeta Abrahaam (Ibrahim) sobre ambos sea la paz. El Faraón de entonces, nada que ver  con el que acogió a Yusuf (José) sobre él la paz, era un tirano que ordenó matar a los varones recién nacidos de los hijos de Israel. 

Allah ordenó a la madre de Musa que lo depositara en el río Nilo en un canasto de juncos. Allah dice en el Corán: "Ellos traman contra Allah pero Allah es el mejor de los que maquinan..." Y así fue. El liberador y profeta de Allah, creció en el palacio del Faraón sin ninguna sospecha. Musa fue recogido por la familia del Faraón, educado como un príncipe. Se narra que en aquellos días llegó a matar a un hombre. 

El día llegó en el que conoció su verdadero origen, abandonó entonces el Palacio y su vida, y buscó a Allah con sinceridad cruzando el desierto. Allah se le reveló por medio de la zarza que ardía sin consumirse, y tras un tiempo le hizo regresar a Egipto para liberar a los hijos de Israel, e incluso para darle una oportunidad al Faraón de corregirse.

Muchos signos y prodigios acontecieron, el bastón que se transformó en serpiente, la mano de Musa que desprendía luz, las plagas...  El Faraón sin embargo solo acrecientaba en su soberbia y dureza, revelándose contra Allah declarando su propia deificación de manera obsesiva. Finalmente murió ahogado tratando de perseguir a los israelitas que abandonaban Egipto.

Allah reveló la Torah a Musa como ley y guía para el pueblo de Israel permitiéndoles asentarse finalmente en la tierra de Canaan, lo que corresponde hoy a Palestina.

De la historia de Moisés se pueden extraer muchos beneficios  pero vamos a centrarnos en dos:

1-El Faraón es el ejemplo mayor de tiranía, opresión, arrogancia y ceguera. Y sin embargo Allah le dijo a Musa: "háblale con buenas palabras..." Todas las personas nacemos con fitraa, la predisposición natural a reconocer al Creador, hacer el bien y aceptar el bien de los demás. Sin embargo, por la educación, las experiencias vitales, el medio social etc. esa fitra se va cubriendo con mucho polvo y tierra, hasta en los peores casos ocultarse por completo y parecer como si hubiera desaparecido. Lo que debemos hacer es tener paciencia y tratar de ir limpiando poco a poco esas impurezas. La dawah (predicaciòn) del musulmán, también consiste en que otros dejen aflorar su luz interior. La palabra kafir en árabe es traducida como incrédulo. Pero káfir tiene varias acepciones, entre ellas la de agricultor. Esto puede sorprender a algunos. Pero kafara, es el origen de la palabra y significa "cubrir", "esconder". El agricultor es quien esconde la semilla en la tierra, o la cubre con tierra. El incrédulo es el que tiene su naturaleza para reconocer a su Creador y  vivir conectado a la verdad, cubierta, escondida. El muslim es el facilitador para la tarea de que los "encubiertos" descubran la semilla de fitraa, la luz interior que todos los seres humanos poseen. 

2-Musa fue un príncipe educado como si fuera un egipcio, cometió asesinato, pero tenía todo lo que cualquier hombre en su tiempo y lugar deseaba; poder, lujo, riqueza, era intocable... Pero un día, todo cambió de pronto. Una noticia o un acontecimiento a veces puede ser tan fuerte o impactante que nos deja aturdidos. Luego resulta que no es más que el comienzo del despertar y del regreso a Allah. Musa sufrió mucho, todo su mundo se desmoronó, lo que había vivido, creído, lo que esperaba de su futuro... y tras conocer su origen se sucedieron las dificultades. Y todo ello porque Allah quiso entrenarle y prepararle para la misión que nunca soñó ni imaginó: ser profeta de Allah, transmitir Su ley y liberar al pueblo de Israel. 

Así pues, es posible que en nuestra vida ocurran acontecimientos que nos aturdan y no logremos entender. Pueden ser golpes desgarradores. Pero Allah sabe el final de tu historia de vida, como sabía el de Musa. Hay que confiar en Allah. Quizás esta reflexión sea la más importante en la jutba de hoy.

Confía en Allah y se sincero con Él en tu adoración, pues Él te llevará por donde sabe que es mejor para ti. Tú hoy puedes pensar que lo estás pasando mal pero Allah sabe el verdadero final de tu historia y tu mala situación actual no es el final.

El gran acontecimiento que da inicio al calendario Islámico en este bendito y sagrado mes es el de la Hégira. La emigración del Profeta Muhammad (s.a.w.) de Meca a Medina. Este será el tema de la próxima jutba inshallah.

El asunto con el que quisiera continuar hoy es el de que Muharram da inicio a un nuevo ciclo. Esto deberíamos observarlo como una nueva oportunidad que nos brinda Allah para volver a empezar.

Reflexionemos sobre nuestra situación con Allah, su Libro, la obediencia, la espiritualidad... Imagínate unos segundos a ti mismo solo con Allah en el Día del Juicio. Piensa por un instante en Allah preguntándote y juzgándote esta misma noche...

Este inicio de año sería ideal para plantearse objetivos a escala general y metas concretas: tal vez aprender de una vez por todas a leer el Corán correctamente con sus reglas, o memorizar unas suras, estudiar un tema concreto, o tal vez esa lista pendiente de asuntos que sabes que necesitas porque te harán mejorar en tu Din y te acercarán más a Allah, pero siempre parece que no encuentras el tiempo y lo pospones para un "futuro inshallah". Quizás si en esa lista has dispuesto 20 asuntos, este año puedas solucionar uno de ellos, para que el próximo año sean 19.

Y pedimos a Allah que nos facilite la adoración, la sinceridad y ser auténticos siervos suyos.

10/16/2015

La Paz


Bismil-laahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulil-lahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Al-lah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)

Jutba de General Concha (Bilbao)

El Islam es una religión de paz.

PRIMERA PARTE

Dice Allah: "¡Gente del Libro! Ha venido a vosotros Nuestro mensajero aclarándoos mucho de lo que ocultabais del Libro y perdonando muchas cosas. Ha venido a vosotros procedente de Allah una luz y un Libro claro. Con el que Allah guía a quien busca Su complacencia por caminos de paz. Y así les extrae de las tinieblas a la luz con Su permiso y les guía a un camino recto."

En esta aleya Allah se dirige a judíos y cristianos para aclararles que Muhammad (s.a.w.) es un profeta enviado también para ellos con la doble misión de aclararles sus contradicciones y malentendidos, y como misericordia y perdón facilitándoles muchos aspectos de sus leyes divinas que cesan a partir de la revelación Coránica. Allah continúa mostrando que el Corán es una guía (solamente es apreciado como tal) para aquellos que sinceramente buscan acercarse a Dios y complacerle. Aquellos para los cuales Allah es lo primero por encima de todo, de todos e incluso ellos mismos. Y Allah mismo declara que la guía del Corán está conformada por "caminos de paz". Los caminos de paz del Corán (sus reflexiones, sus mandatos, sus prohibiciones, su ética etc.) son la metodología para salir de las tinieblas e ir a la luz. Ese es el camino recto. La sunnah del mensajero es la puesta en práctica del Corán, por tanto el Corán y la Sunna auténtica son caminos de paz.

Allah nos enseña que el camino recto es de paz, y por tanto el éxito no puede darse sin la paz.

La palabra Islam y la palabra salam están relacionadas compartiendo la misma raíz. El nombre que Allah ha escogido para el sistema de vida que Él mismo ha diseñado para el ser humano (Islam) se relaciona y comparte origen lingüístico con la palabra paz (salam).

Desde esta perspectiva Islam significa la aceptación libre y voluntaria de obedecer a Allah, confiando en Él y depositando en sus manos nuestra vida, nuestros corazones y anhelos, obteniendo así la paz más grande y sublime con la que el ser humano pueda encontrarse en este mundo.

Cuando el ser humano regresa hacia su naturaleza (fitraa) por medio del método divino (el Islam), regresa a la paz. 

Dice Allah: "¡Oh alma apaciguada! Regresa a tu Señor satisfecha y satisfactoria. Entra con mis siervos, entra en mi Jardín." (89:27.30)

Así mismo, el Corán aborrece cualquier disturbio de la paz: "Y cuando se alejan de ti, se dedican a corromper en la tierra, a destruir las cosechas y a todo animal de cría. Allah no ama la corrupción." (2:205)

Allah (s.w.t.) declara que la corrupción y la destrucción provienen irremediablemente de alejarse del Profeta (s.a.w.), esto es de la práctica auténtica de su ejemplo, del Islam puro. Por ello nunca estará de acuerdo con quien siembre la destrucción y la corrupción. Allah declara que no ama la corrupción. 

La paz en el Corán es aludida en más de 40 ocasiones, el doble que su contrario. Muchas de las aleyas están basadas en la paz y en la bondad. Por si fuera poco, además, una de las invocaciones más recurrentes del Profeta (s.a.w.) era: "¡Oh Allah, Tú eres la Paz, y de Ti proviene la Paz."

La afirmación de que el Islam es paz no significa que en ocasiones límite no hay que defenderse cuando es necesario y comprensible: si está en peligro la propia vida, la propiedad, la libertad o la fe.

El Islam no acepta una falsa paz intolerante y forzada por sistemas opresores que cometen injusticias y persecuciones, donde un grupo privilegiado explota, oprime y siembra el terror en otros.

El Islam no comprende la paz sin la justicia. Y esta es la razón por la cual es falacia acusar al Islam de lo opuesto a sus verdaderas enseñanzas.

Allah dice en el Corán sobre su Profeta (s.a.w.): "Y no has sido enviado sino como misericordia para toda la creación."

SEGUNDA PARTE

La sociedad ideal de acuerdo con el Corán es Dar As-Salam (La Tierra de la Paz)

En el concepto islámico la paz no es solamente ausencia de guerra, sino justicia y estabilidad que permitan el progreso y la tranquilidad de las personas. 

La paz es nuestro saludo diario, pues la paz es el camino hacia el éxito y nuestro saludo consiste en suplicar a Allah ese éxito para quien saludemos. El Profeta (s.a.w.) nos informó además de que si suplicamos a Allah para el bien de otros, los ángeles suplican a Allah que ese mismo bien nos llegue a nosotros. Así pues, la paz y el éxito del otro es tu propia paz y éxito.

Aquí extraemos un ejemplo Coránico común para judíos, cristianos y musulmanes: "te relatamos la historia de los ángeles huéspedes de Abrahaam (Ibrahim). Cuando se presentaron ante él le dijeron: "¡la paz sea contigo!" y respondió: "¡y con vosotros sea la paz!"

Abdullah Ibn Omar Ibn Al-As transmitió: Alguien preguntó al Profeta (s.a.w.) sobre la mejor obra en el Islam y respondió: "dar de comer a la gente y saludar con la paz a quien conozcas y a quien no conozcas." (Bujari y Muslim).

También dijo: "No entraréis al Paraíso hasta que completéis vuestra fe. Y no completaréis vuestra fe hasta que os améis. ¿Queréis que os indique como conseguir que os améis? Prodigar el saludo de paz entre vosotros". (Bujari y Muslim)

Para terminar, la paz es la verdadera actitud del creyente en todas sus relaciones y actividades. Dijo el Profeta (s.a.w.): Dios es bondadoso y ama la bondad en todos los asuntos, recompensa a la persona en su bondad y desprecia la violencia." (Muslim)

Después de Ramadán


Bismil-laahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulil-lahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Al-lah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)

Jutba de la mezquita Assalam (Bilbao)

 Dice Allah en el Corán: "Y no seáis como quien deshace el hilado que ha realizado cuidadosamente..." (16:92)

El creyente debe seguir esforzándose después de Ramadán, si es constante en su adoración y buenas acciones, es un signo de que Allah aceptó su ayuno, súplicas y sacrificio en Ramadán. 

Muchas son las personas que ayunaron de día y rezaron de noche pero tan pronto como el mes sagrado termina se transforman completamente y eligen el camino de las malas costumbres y pésimas actitudes hacia su Señor. 

¡Qué pobre y triste es tener en cuenta a Allah únicamente en Ramadán! Es un signo de la enfermedad de la hipocresía y debemos buscar en Allah la protección y el refugio sobre ello.

La exhortación de hoy en esta jutba es justamente el no separarse de tres puntos ahora que pasó Ramadán:

1-Mantenerse firmes en la adoración.
2-El arrepentimiento constante.
3-Purificación de la sinceridad en el corazón.

El primer punto corresponde a lo explicado anteriormente: no bajar la guardia tras Ramadán. El Dios de Ramadán es el mismo que el resto del año, y así mismo no cesa la ley de Allah durante todo el año ni tampoco tu responsabilidad. El bien que realices lo encontrarás junto con Allah y el descuido, el abandono y el mal que realices también. 

En cuanto al arrepentimiento, el musulmán debe despedirse de Ramadán convencido de no repetir los pecados anteriores y comenzar una nueva etapa.

Dice Allah en el Corán: "Las buenas obras, borran las malas..."

Los puntos a seguir para que el arrepentimiento sea aceptado por Allah son tres:

1-Detectar el pecado en concreto y disponerse firmemente no volver a realizarlo.
2-Pedir perdón a Allah.
3.No volver a realizarlo.

Si el pecado incluye una falta contra una persona, o una propiedad, es decir que no es algo exclusivo entre el pecador y su Señor, entonces se le añade un punto 4: pedir perdón a quien ha sido dañado y reponer el mal hecho según como sea posible de acuerdo al caso,

No podemos olvidar el dicho del Profeta (s.a.w.) sobre este tema: "el arrepentimiento es la pena del corazón", es decir, la prueba de que el arrepentimiento es real parte de que el pecador siente lástima de sí mismo y dolor en su interior por su mala acción. Y este es el primer paso para buscar la absolución.

Por otro lado, hay pequeños pecados que quizás no recordemos o no nos demos cuenta de ellos. Para el perdón y purificación de los mismos están todas las buenas acciones y actos de adoración, caridad, y bellas acciones voluntarias de la educación islámica que se hacen día a día. El musulmán que se esfuerza en ello buscando la complacencia de su Señor obtiene perdón y recompensas nunca soñadas que le causarán asombro en el día del Juicio y una gran alegría.

El tercer punto corresponde a la purificación de la sinceridad del corazón. 

Dice Allah en el Corán: "Allah da firmeza a los que creen por medio de la palabra firme en la vida de este mundo y en la próxima. Y Allah extravía a los injustos: Allah es el que hace lo que quiere."

La palabra firme es la shahada completa o declaración de fe y todo lo que implica espiritualmente (como no dudar de ello, amarlo, aceptarlo sinceramente, creer honestamente en ello etc.) y prácticamente bajo la forma de las acciones de obediencia, A aquellos que se comprometen realmente con "la ilaha il Allah Muhammad Rasululah" Allah les dará firmeza en esta vida, para no extraviarse, y en la otra, para no sufrir los terrores de la Resurrección. Y Allah permite que se extravíen únicamente las personas que son injustas. El pecado es injusticia con uno mismo, no solamente es injusto quien viola el derecho de sus semejantes.

A quien Allah ayuda a seguir en el buen camino tras Ramadán le dice: "Hasta Él sube la buena palabra (glorificaciones, agradecimientos, invocaciones...) y la acción recta la eleva (la engrandece, la aumenta y facilita).

El Profeta (s.a.w.) enseñó a sus compañeros a competir en hacer el bien y dijo: "una moneda de plata puede ser ante Allah más valiosa que una moneda de oro (por la intención y posibilidades/situación de su poseedor), y lo mejor de la caridad es la que hace un hombre cuando es rico. (Es decir, con sinceridad auténtica sin buscar el beneplácito de la gente. Una persona rica que puede gastar su dinero en placeres innecesarios e incluso en grandes pecados, tiene taqwah de Allah y lo invierte en buenas causas.)

Hermanos y hermanas queridos en Allah: las acciones más preciadas para Dios son las continuas aunque sean pequeñas. 

Dijo el Mensajero de Allah (s.a.w.): "Oh gente, deben hacer todas las acciones buenas posibles ya que Allah no se cansa hasta que ustedes se cansan. Los actos más amados por Allah son aquellos que son continuos aún cuando son pequeños."

9/23/2015

Eid Al-Adha


Bismil-laahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulil-lahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Al-lah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)

El gran acontecimiento de la Fiesta Grande, o del Sacrificio tendrá lugar en este jueves 24 de septiembre.

La celebración conmemora el sacrificio de Ismael como prueba con la que Allah (s.w.t.) probó a Ibrahim (a.s.). Cuando este profeta se dispuso a obedecer, Allah retiró la prueba por medio de un ángel y le pidió sacrificar un cordero.

El sacrificio del cordero es un acto de adoración recomendable y no obligatorio, para todos aquellos con posibilidades económicas. Se puede sacrificar así mismo otro animal dentro de los permitidos, para ser presentado como ofrenda. Lo importante radica en que es un acto de adoración y humildad ante Allah, por lo que el creyente debe buscar el animal en mejor estado de salud y condiciones, evitando los lastimados o enfermos que erróneamente son seleccionados por algunos hermanos por resultar más baratos en su precio.

Lo importante no es ostentar en ese día, o quedar bien delante de otras personas, sino congraciarse con Allah, así pues si un creyente no puede permitirse el sacrificio basta con su noble intención, y si puede permitírselo que sacrifique es mejor para él. Es válido si lo sacrifica él mismo directamente o si alguien lo sacrifica en su nombre.

La carne se reparte de tal manera que él y su familia guardarán un tercio, otro tercio se consumirá como motivo de la festividad y el tercio restante será ofrecido como donación a los necesitados.

Quiera Allah aceptar nuestros actos de adoración y purificar nuestros pecados.

Desde Bilbao les deseo un feliz día en compañía de sus seres queridos y familiares.

Fallece Zakaría Maza Vielva.


Bismil-laahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulil-lahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Al-lah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)


En la mañana de este bendito día de Arafah ha fallecido una de las figuras más representativas del Islam en España y para la comunidad musulmana hispano-hablante.

El profesor Manuel Maza Vielva (Zakaríya Abu Mubarak) nació el 1 de enero de 1951 en la ciudad de Córdoba, en el seno de una familia española recibiendo su educación y enseñanzas en las escuelas y universidades del país.
Obtuvo el Título de profesor de Enseñanza General Básica por la Universidad de Córdoba en el año 1970.
Ocupó diversos puestos en la enseñanza por parte del Estado español en diferentes etapas y lugares, el más importante de ellos es el que ocupó en el año 1973 en la escuela saharaui de Tifariti en la época en la que el Sahara Occidental estaba gobernado por España.
El profesor Zakaríya abrazó el Islam en el año 1980, y a partir de entonces empezó su andadura en el aprendizaje de la lengua árabe por diversos métodos, entre ellos y el más destacado está su ingreso en la Universidad de Umm al-Qora (La madre de los pueblos) en la ciudad Sagrada de Meca el año 1986 de la que obtuvo el correspondiente certificado al haber completado los estudios de lengua árabe propiamente dicha y la didáctica en la enseñanza de la lengua árabe.

Participó en proyectos como ser co-fundador de la Mezquita Albaida en el año 1983, profesor de la escuela primaria Hispano-Árabe en Granada en el año 1985 y profesor de Lengua Árabe en la Universidad Internacional Averroes de Córdoba año 1997.

En el marco de su contribución a ayudar a los musulmanes de su país comenzó a trabajar en las traducciones del árabe al español de diversas publicaciones y libros, siendo la más importante la traducción del libro “Los Jardines de los Justos” (Riyyád as-Sálihin) . También realizó la traducción de Resurgimiento del Islam en Al-Andalus del doctor Ali Kettan y concluyó la extensa obra formada por   un total de 10 volúmenes d del Tafsir del Corán Al-Qurtubí.

En su afán de aprender sobre el Islam realiza Estudios Islámicos de Sharía y otras ciencias, en diversos seminarios celebrados en España y otros países europeos.

Hasta su muerte ha sido presidente de la Comunidad Musulmana Española de la Mezquita del Temor de Alláh en Granada, donde tuve el placer de conocerle en el año 2005.

Quiera Allah bendecirle con la mayor de las recompensas y perdonar todos sus pecados. Sin duda su legado escrito perdurará entre nosotros. De corazón agradezco mucho su traducción de "Los Jardines de los Justos" y su traducción del Tafsir del erudito Al-Qúrtubi,ambas obras me han sido  de gran ayuda y obligatoria consulta.

8/20/2015

El regreso a la sunnah del Mensajero.


Bismil-laahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulil-lahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Al-lah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)

Jutba completa en español (con las aleyas y ahadiz en árabe que aquí no incluímos más que su traducción).

Jutba número 3 de General Concha (Bilbao)

(Introducción con alabanzas a Allah, salutaciones al Profeta y aleyas del Qurán)

Parte 1

La sunnah es todo aquello que ha sido relatado del Mensajero (s.a.w.) de sus declaraciones, aprobaciones directas o implícitas, personalidad, descripción física y de sus cualidades y su biografía ejemplar.

Un ejemplo de sus declaraciones: "Las acciones dependen de sus intenciones, y cada persona obtendrá acorde a su intención verdadera."

Un ejemplo de sus acciones: "El Profeta (s.a.w.) tuvo como vecino a un judío que constantemente era grosero con él y le declaraba enemistad, incluso llegaba a arrojar basura cada mañana en la puerta de su casa. Cuando el Profeta se encontraba con él, lo sonreía siempre y le saludaba, tratándolo con benevolencia y amabilidad. Un día se dio cuenta que la basura no estaba en la puerta de su casa como de costumbre, y fue a casa del judío a visitarlo temiendo que algo malo le hubiese sucedido. Cuando se presentó, el judío no pudo ocultar su sorpresa y le dijo que su hijo estaba muy enfermo. El Profeta quiso verlo y el judío se lo permitió. Cuando el Profeta se situó al lado del muchacho viendo que estaba próximo a la muerte le dijo, da testimonio de que nadie es digno de adoración salvo Allah y que yo soy su último enviado y mensajero. El chico miró dubitativo a su padre quien le asintió en silencio. Entonces el joven pronunció su testimonio y expiró su último aliento."

Un ejemplo de sus aprobaciones directas: "El Profeta (s.a.w.) dijo a sus compañeros durante la expedición a Banu Quraidah: "no recéis hasta llegar a Banu Quraida". Los compañeros partieron y se retrasaron por el camino. Llegó el tiempo de la oración y aún no habían llegado a su destino. Unos decidieron rezar para que no se les pasara el tiempo de la oración, y otros decidieron rezar al finalizar el viaje. Cuando fueron a donde el Profeta (s.a.w.) este dijo: "habéis obrado bien los dos".

 Este hadiz es muy beneficioso, eran los compañeros del Profeta (s.a.w.), los que conocieron el Islam más puro, los que fueron testigos de la Revelación, los que contemplaron milagros, y vivieron junto al ejemplo vivo del Profeta (s.a.w.)... y tenían ciertas posturas diferentes, opiniones divergentes, realizaban acciones en ocasiones diferentes, y ninguno consideraba por ello incrédulo al otro, ni falso musulmán, ni se peleaban. Tenían la base firme y compartida entre todos, y la hermandad sincera basada en el amor por la causa de Allah sin ningún otro interés y el objetivo de ayudarse unos a otros para acercarse más a Allahm complacerle y recibir Su recompensa. Es mínimo rasgo de la fe el no ser un obstáculo, una dificultad o un problema para otros. 

Un ejemplo de aprobación tácita: "El Profeta (s.a.w.) rezaba en las noches voluntariamente hasta que sus piernas se hinchaban por estar de pie mucho tiempo. Un compañero le vio y se puso a rezar tras él. Cuando el Profeta terminó y se percató de que alguien más rezó con él, no le dijo nada." Si hubiese estado mal el Profeta (s.a.w.) se lo hubiese dicho."

En muchos ejemplos del Quran y del Hadiz se nos aclara que no podemos sobrecargarnos más allá de nuestras posibilidades como regla general, pues uno de los signos distintivos del islam es la moderación y la mesura.

De la personalidad del Profeta (s.a.w.), apariencia física y biografía también hay mucho recogido entre sus contemporáneos. Aquí sin embargo encontramos aspectos considerados sunnah y aspectos que no lo son. Los aspectos considerados sunnah, que debemos tratar de seguir, son aquellos que él mismo aclaró que forman parte de la religión o del sistema islámico. Los demás aspectos, estrictamente personales suyos no declarados como parte del Din, no está prohibido seguirlos, pero ni se gana ni se pierde nada con ellos. Entre estos últimos había fallos humanos que Allah le corregía.

Un ejemplo de aspectos a imitar de su personalidad: su paciencia, amabilidad, buena palabra, sonrisa, honestidad, no ser derrochador, preocuparse de los más débiles..., en cuanto al aspecto físico; ser limpio, peinarse, ponerse perfume, cuidar el aspecto físico sin sobrepasarse, dejar la barba crecer...

En cuanto a ejemplos de su persona no imitables o neutros:

Al profeta (s.a.w.) no le gustaba comer un tipo de lagarto que comían los árabes. Un compañero le preguntó al ver que no lo comía ¿Allah nos lo ha prohíbido? Y él respondió: no, pero no es de mi agrado."

Otro caso sería como el Profeta (s.a.w.) llevó en ocasiones su cabello largo sobre los hombros y  nunca dijo que hubiese que hacerlo.

Un ejemplo de error personal que Allah corregía: En una ocasión trató de acercarse a los poderosos de Meca predicándoles, y se le acercó un ciego pobre. El Profeta (s.a.w.) le dijo que esperase y siguió esforzándose con los magnates. Allah hizo descender una aleya donde le dijo: "se acercó el ciego y le rechazaste, y Allah sabe mejor quien tiene el corazón abierto para su religión."

En conclusión, el Profeta no se equivocó en transmitir la religión y enseñarla correctamente, o en ser un ejemplo vivo de ello. Pero si podía equivocarse humanamente como que se le cayera un vaso de la mano o cuando pensaba por su cuenta una estrategia sobre un tema que se escapaba a sus conocimientos. En estas últimas ocasiones consultaba a los que sabían sobre el tema y tomaban una decisión conjunta.

Esto Allah permitía que ocurriese para mostrar a la umma como debatir, tomar decisiones en conjunto con respeto y escuchando a las personas versadas en materia. Y el Profeta (s.a.w.) respetaba ese consenso aún sabiendo más tarde por alguna revelación de Allah de que no era la mejor decisión tomada, pero mantenía el respeto al consenso para evitar ser un tirano o un déspota como lo son los ávidos de poder y riqueza terrenas.

(Invocaciones y breve pausa)

Parte 2

Aclaraciones con respecto a la Sunnah:

1-Significado: Lingüísticamente significa tradición, islámicamente: todo aquello que el Profeta dijo, aceptó, rechazó implícitamente o tácitamente, y las acciones que realizó como ejemplo para los creyentes, También significa dicho en el sentido de hadiz. A esto estamos todos llamados a esforzarnos según nuestras posibilidades.

2-Un significado a veces equívoco, es que en ocasiones significa obligación y en otras recomendación. 

Ejemplo de obligación: Cuando Allah dice en el Qurán: "obedeced a Allah y a Su Mensajero" o "Quien obedece al Mensajero a obedecido a Allah." O cuando el Profeta dijo: "obedeced a los líderes de los musulmanes aunque os gobierne un esclavo." y "quien obedece a los líderes de los musulmanes es como si me obedeciese a mí." Esto, lógicamente, tiene unos límites, no se obedece en algo contrario al islam pero también nos dijo Rasulullah: "no os levantéis contra los líderes de los musulmanes de no ser que prohíban realizar el salat."

En cuanto a la recomendación como sunnah, es preciso aclarar que todos los asuntos legislados se reparten en los siguientes:

Obligatorio (fard o wayib) como el salat
Recomendable (sunnah) como cepillarse los dientes con el miswak
Permitido (Mubah, o halal) como comer todo tipo de pescados
Prohibido (Haraam) como cometer pecados
Neutro, como llevar el pelo largo hasta el hombro los hombres.

Así que en conclusión, la sunnah obligatoria es seguir el ejemplo del profeta y entre sus ejemplos hay aspectos obligatorios, permitidos, prohibidos y recomendables. A esto en global se le denomina sunnah. Pero también al mismo tiempo se denomina sunnah a lo recomendable. La equivocación puede aparecer en traducciones del Qurán y del hadiz si no se sabe el contexto. 

3-Rescatar la sunnah y no abandonarla:

Abu Nagih Al ´Irba (r.a.n.) recogió de Ibn Sariah (r.a.n.): "cierta vez nos exortó el Mensajero de Allah (s.a.w.) de tal forma que nuestros corazones temblaron y los ojos lloraron. Dijimos: "¡oh Mensajero de Allah, parece que te despidieras de nosotros!" Dijo: "Os aconsejo temer a Allah, escuchar y obedecer aunque os gobierne un esclavo, ya que quien de vosotros viva tras de mí verá muchas discrepancias. Aferráos a mi sunnah la de mis califas rectos. Aferráos a ella con los dientes y muelas y evitad las innovaciones religiosas, pues toda innovación conduce al desvío y todo desvío al fuego. "

El Profeta (s.a.w.) dijo: "vendrá alguna gente tras de mí que narrarán lo que nunca habéis escuchado ni vosotros ni vuestros padres. Ellos se desviarán a sí mismos y quienes les sigan, así pues quedáis advertidos."

También dijo: "un grupo de mi comunidad obtendrá siempre la victoria, sin preocuparse de aquellos que les desmientan y les contradigan, aunque traten de dañarles hasta el momento de la Hora. Cada vez serán menos número y son los que siguen mi sunna y la de mis compañeros."

Por último os llamo a todos y a mí mismo bajo el dicho de Allah: "Constituid una comunidad que invite a hacer el bien promobiéndolo, y evite y advierta sobre el mal apartándose de ello. Quienes obren así serán los que prosperen." (3:104)

(Invocaciones finales)


7/25/2015

Regresar al Qurán.


Bismil-laahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulil-lahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Al-lah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)

Jutba completa en español en General Concha
Bilbao
10-07-2015

(invocaciones iniciales)

PARTE 1

Ramadán aún no ha llegado a su fin, quedándonos todavía unos días para aparovecharlos. Ninguno de nosotros sabemos si lo volveremos a alcanzar de nuevo.

El gran milagro acontecido en el mes de Ramadán fue el descenso del Qurán, desde la tabla protegida hasta el cielo de esta tierra y desde el cual Allah fue revelando aleyas poco a poco por medio del ángel Yibril.

Dice Allah: "En el mes de Ramadán hemos hecho descender el Qurán."

"Si hubiésemos hecho descender esta recitación sobre una montaña la verías hundirse y derrumbarse por temor de Allah. Estos son ejemplos que ponemos a las personas a ver si así reflexionan."

Ramadán es el mes del Corán por autonomasia. El Din no tendría sentido ni consistencia sin él así como sin la sunna del Mensajero de Allah (s.a.w.) a la cual aludiremos en la próxima jutba.

Vemos que en Ramadán se llenan las mezquitas de creyentes leyendo el Libro sagrado sin descanso, e incluso muchos lo siguen leyendo en la intimidad de su hogar. Pero ¿qué ocurre cuando termina Ramadán? Menos gente sigue fielmente unida al libro de Allah durante el resto del año siendo la mejor medicina para el corazón del creyente.

El Corán es también el mejor recuerdo de Allah, el mejor dhikr. Se trata de las mejores palabras para el ser humano y que hacen reflexionar sobre todos los temas de la vida, nuestro lugar en el mundo y como podríamos tener la más hermosa vida. 

Dice Allah en el Corán:

"Creyentes recordad mucho a Allah, glorificarle mañana y tarde. Él es quien con sus ángeles os bendice para extraeros de las tinieblas a la luz. Es misericordioso con los creyentes.  (Al-Ahzab 41,43)

"¡Acordaos de Mí que Yo me acordaré de vosotros! ¡Agradeced y no seáis ingratos!" (Albaqarah 52)

"Allah les tiene reservado Su perdón y una gran recompensa a los musulmanes y a las musulmanas, a los creyentes, a los piadosos y a las piadosas, a los justos y a las justas, a los pacientes y a las pacientes, a los humildes y a las humildes, a los que hacen caridad y a las que hacen caridad, a los ayunadores y a las ayunadoras, a los pudorosos y a las pudorosas y a aquellos y a aquellas que recuerdan mucho a Allah." (Alimran 190-191)

Nuestra umma sufre, nuestra umma es débil, muchos negligentes con corazones endurecidos. muchos invocan a Allah en la aflicción y no obtienen respuesta... Y estas desgracias no son más que unos pocos ejemplos del resultado del abandono del Qurán, de separarse de la fuente.

El Libro de Allah es como ningún otro, es la palabra eterna de Allah y no es cosa creada. ¿Por qué entonces no leemos?

El Libro de Allah es una guía para la vida, la preparación para la muerte y lo que viene después... ¿Por qué entonces no leemos?

Esto merece una consideración profunda de nuestra parte.

Queridos hermanos y hermanas:

Recitar y reflexionar sobre el Libro de Allah, dedicarle un tiempo a su estudio y aplicarlo en la vida tiene enormes beneficios en esta vida y en la próxima. ¡Qué vida más desperdiciada y triste el no obtener ningún beneficio teniendo el Qurán en la estantería de la sala, y qué gozo para el corazón cuando el siervo está conectado con la Divina Palabra! Se trata de algo indescriptible más allá de los adjetivos. 

Suplicamos el perdón de Allah por nuestro abandono del Qurán ya fuere momentáneo o casual, pedimos que nos renueve la intención de volver hacia él y que cambie nuestros corazones para que Su Palabra Divina ocupe el primer lugar, por encima de todos los placeres y bienes de este mundo... y aquí debemos reflexionar en los móviles y tablets que parecen hechizar a las personas que les dan total dedicación por encima de la buena relación incluso con sus familiares y amigos... ¿No se puede dar una hora al Qurán y si podemos 20 horas a los aparatos electrónicos con pantallas?

Pedimos a Allah el perdón y que nos haga ser de: "aquellos que cuando escuchan la palabra se benefician de lo mejor de ella y luego lo ponen en práctica."

PARTE 2

Virtudes de leer el Qurán:

Dice Allah: "¿A caso no reflexionan en el Qurán y sus significados? Si no procediera de Allah encontrarías grandes contradicciones." (4:82)

1. Leer y reflexionar sobre el Qurán es un deber islámico.

El Profeta (s.a.w.) resumió su religión diciendo: "El Din es consejo sincero." Tamim Ibn Aws (r.a.n.) preguntó: ¿a quién? y el Profeta respondió: "con Su Libro, Su Mensajero, los líderes musulmanes y todo el resto de musulmanes en general."

Así pues, ¿cómo es la sinceridad que merece y se le debe al Qurán?: 

-La recitación regular.
-Aprender a leerlo correctamente con las reglas de recitación.
-Aprender su Tafsir (exégesis)
-Honrarlo (desde no ponerlo en un mal sitio físicamente, o objetos encima, hasta ponerlo en práctica cumpliendo las obligaciones y absteniéndose de lo que prohíbe.)
-Defenderlo.
-Enseñarlo a otros.
-Llamar hacia él.

2.El Qurán será una prueba a favor nuestro o en nuestra contra en el Día del Juicio.

Meditemos en este aspecto...¿El Qurán estará a nuestro favor en la próxima vida? ¿Aprendemos de él diariamente? ¿Reflexionamos sobre sus ejemplos? ¿Nos tomamos en serio lo que indica y prohíbe?

El Profeta (s.a.w.) dijo: "El Qurán es una prueba a favor o en contra de ustedes."

3.El Qurán intercederá por nosotros el Día del Juicio.

Dijo el Profeta (s.a.w.): "Lean el Qurán porque ciertamente vendrá en el Día del Juicio como un intercesor por sus compañeros."

4-El Qurán eleva nuestro status en esta vida:

Omar Ibn Al-Khattab (r.a.n.) dijo: "ciertamente Allah eleva a algunas personas por este Libro y rebaja a otras" cuando vio que un antiguo esclavo que aceptó el Islam, se hizo uno de los grandes sabios del Qurán y acabó siendo elegido el gobernante y administrador de una región.

5-Las gentes del Qurán son las mejores personas: 

El Profeta (s.a.w.) dijo: "El mejor de ustedes es quien aprende el Qurán y lo enseña."

6-Hay diez recompensas por cada letra leída del Qurán:

El Profeta (s.a.w.) dijo: "quien lea una letra del Qurán recibirá el resultado de una buena acción multiplicada por diez."

7-Los recitadores del Qurán estarán en la mejor compañía:

Dijo el Mensajero de Allah (s.a.w.): "Quien recite el Qurán con voz hermosa y fluída estará en compañia de los ángeles. Mientras que quien lo haga con dificultad y titubeando recibirá el doble de recompensa."

8-El Corán lleva al paraíso.

Dice Allah: "por cierto que este Qurán guía por un sendero recto y firme, y albricia a los creyentes que obren rectamente que recibirán una enorme recompensa."

Y el Mensajero de Allah dijo: "el Qurán es un intercesor, quien le de prioridad lo llevará al Paraíso, y quien sea negligente con él, lo llevará al Infierno."

Estos son solamente algunos pocos beneficios de la lectura del Qurán y suplicamos a Allah que nos podamos beneficiar de estas maneras.

(invocaciones finales)